La arquitectura o el arte de jugar a ser Dios…

View this post on Instagram

Recuperación de cubierta de caballos de madera

A post shared by Francisco Gómez (@francisco_gomez_arquitecto) on

 

Hay pocas sensaciones como la de ver crecer poco a poco algo que un día solo fue un proyecto, un dibujo en un papel, una idea en tu cabeza…

 

Anuncios
La arquitectura o el arte de jugar a ser Dios…